Comportamiento calor

¿Cómo afecta el calor a los perros?

Una de las preocupaciones más comunes que tienen los dueños de cada perrito es el estado del animal durante los cambios en el clima. Muchos propietarios se preocupan por si su perro siente frío en las estaciones de invierno o pasa mucho calor durante el verano.

¿Pasan frío o calor?

En nuestro país, las temperaturas no suelen bajar tanto como para que nuestros perros se encuentren en situaciones preocupantes. Solo algunas razas como los galgos, chihuahuas, pinchers, dobermans o razas similares soportan mal el frío.

Es ahora, en épocas de calor cuando todos pueden sufrir situaciones críticas por  exceso de temperatura.

El efecto del calor en su comportamiento es evidente. Los perros se muestran más pasivos de lo normal y a la hora de trabajar con ellos, ya sea practicando una actividad lúdica, deportiva o de ocio, hemos de tener en cuenta que las altas temperaturas afectarán a su rendimiento.

El calor y el adiestramiento

La motivación se verá afectada, como es lógico, y el animal no se mostrará tan colaborativo. Normalmente todos los grupos de trabajo canino,  modifican sus horarios en lo posible para no realizar esas actividades en la franja horaria de 12 a 18 horas.

El sistema de trabajo también se debe modificar, realizando ejercicios más cortos, procurando hacer muchas más pausas en las que iremos refrescando al perro por las zonas de las axilas, vientre y zona inguinal para bajar su temperatura corporal.

Hay actividades que pueden parecer no tan físicas como la de obediencia deportiva ( ODU) o Agility. Estas también se ven afectadas en su respuesta y rendimiento, por ejemplo a la hora de ejercitar el olfato del perro, un ejercicio que siempre hemos recomendado practicar por lo saludable que resulta.

Falta de motivación

Como hemos dicho anteriormente, la capacidad motivadora se ve afectada por el calor y no nos hemos de extrañar que nuestro gran detector canino baje el rendimiento a la hora de buscar lo que le pedimos.

Es posible que se ponga a olfatear otras cosas mostrándose despistado.  Ese comportamiento puede ser una conducta sustitutoria con la que nos está indicando, “no me apetece trabajar”.

Conviviendo con el calor

En general a la hora de practicar  los ejercicios de educación durante la vida cotidiana, es mejor realizarlos a primera hora de la mañana o a última de la tarde. Antes de las 10:00 y después de las 19:00.

En estas épocas de calor hemos de estar preparados para todos estos efectos. Podemos prevenir proporcionando en todo momento agua fresca constantemente, espacios de sombra y poca exigencia física. Uno de los factores más importantes es la paciencia durante esta época del año.

También es bueno mezclar la alimentación seca con una alimentación húmeda. Y por supuesto, recordar, jamás dejar al perro en el interior del coche; ni cinco minutos. Puede llegar a ser un error fatal.

Joan Carles Prats

Escola d’educació i comportament caní

www.joancarlesprats.com

Tel: 629113662

Escola Canina Joan Carles Prats

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para publicar un comentario