Cómo refrescar a tu perro en verano

Cómo refrescar a tu perro en verano

El calor y el Sol del verano pueden ser un problema grave para nuestras mascotas. Saber cómo refrescar a tu perro durante los meses de más calor es muy importante. ¿Sabías que los perros pueden sufrir quemaduras al Sol? ¿Que hay razas de perro que tienen problemas al jadear? ¿O que cortarle el pelo a tu perro puede ser más perjudicial que beneficioso?

Cómo refrescar a tu perro en verano

Refrescar a tu perro durante los meses de más calor puede salvarle la vida en ciertas situaciones. Los meses de Junio, Julio y Agosto, las temperaturas en ciertas zonas suelen superar los 30ºC . Esta situación puede llevar a nuestra mascota a un golpe de calor, lo que puede ser fatal para él.

La tarea más eficaz es la prevención de estos golpes de calor. ¿Cómo? ¡Refrescando a nuestra mascota! Es muy importante que estas pautas sean indiscutibles:

  • Nuestro perrito debe disponer siempre de agua fresca
  • No dejar a nuestra mascota en lugares cerrados y calurosos ¡Jamás en el coche!
  • No hacer ejercicio intenso en los días de calor
  • Si nos vamos de viaje, hacer paradas para que nuestro perro pueda descansar en la sombra y beber agua
  • Evita que pasee o se quede en superficies calientes: calzadas, playas, y otras superficies pueden dañar las almohadillas.
  • No cortar el pelo a nuestro perro. El pelaje lo aísla del calor (hay excepciones, consulta con el veterinario)
  • Evitar los paseos en las horas más calurosas del día (de 10 a 19 horas)

¿Y si le da un golpe de calor?

Si no hemos sido capaces de evitar que nuestra mascota se sobrecaliente, experimentará un golpe de calor. El organismo no es capaz de compensar una subida brusca de temperatura, por lo que nuestra mascota entra en una disfunción multiorgánica que puede provocar problemas graves y fatales.

Si el perro supera los 42ºC aparecen los principales síntomas, tras un jadeo excesivo y una respiración acelerada. Pueden aparecer mareos, tambaleos y convulsiones, seguidas de vómitos y diarrea. Los animales más jóvenes y los más mayores son los que soportan peor las altas temperaturas.

¡¿Qué hago?!

Una vez llegamos a este punto, nos encontramos ante una urgencia médica que requiere intervención inmediata. Hay que bajar la temperatura corporal del animal, bien bañando al perro en agua a 20ºC o aplicando hielo en las ingles o axilas.

En el caso de que no mejore, es muy importante que acudas de urgencia a tu veterinario para que te indique cómo actuar. ¡Recuerda! el mejor tratamiento es una buena prevención.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para publicar un comentario