¡Descubre el canicross!

¿Qué beneficios aporta el canicross a tu perro?

El canicross es una disciplina que está ganando cada vez más adeptos gracias a la cantidad de gente que se ha apuntado a la moda del running. Consiste en salir a correr con nuestro perro.

Un deporte muy sencillo que nos permitirá compartir hobby y tiempo libre con nuestra mascota. Un plan perfecto para estrechar lazos con él mientras nos beneficiamos de las ventajas de hacer deporte.

De gran éxito en Europa, en España cada vez hay más gente que practica canicross, un deporte muy atractivo para los amigos de los animales. Deriva del mushing, el tiro de trineo por parte de perros, con la diferencia que no hace falta nieve para practicarlo. El corredor va atado a su perro con un cinturón y una cuerda que, a su vez, se ata a al arnés del perro.

Una de las principales ventajas del canicross es que es apto para todo el mundo y solo tendrás que adaptar el nivel a tu nivel físico y al de tu perro.

Otro punto a favor es que para practicarlo tan solo necesitas unas zapatillas, un arnés y una cuerda. El gasto en material es mínimo y tanto la cuerda como el cinturón para el corredor como los arneses para el perro pueden durarte varias temporadas.

El canicross es un deporte con perros eminentemente de invierno, sobre todo en nuestro país ya que los perros a temperaturas por encima de 15 grados empiezan a sufrir más de lo debido.

Las normas básicas del canicross

La normativa es muy simple y se puede resumir en que deben participar perros que no sean peligrosos —y no nos referimos a la raza, ya que todas sin excepción están admitidas— y a que el animal debe estar en un buen estado de salud, haber pasado los controles veterinarios de rigor, llevar la vacunación al día y el microchip implantado.

Durante las carreras, hay que seguir unas normas de respeto básicas:

  • El perro debe de ir siempre por delante del dueño.
  • No se admiten faltas de respeto hacia el perro, insultos, agresiones o tirones.
  • Si en la carrera hay una salida conjunta, se espera del animal respeto hacia los demás perros, algo que no es tan sencillo puesto que a menudo están nerviosos antes de la carrera.

Es muy importante que respetemos el tiempo y las condiciones físicas de nuestra mascota, nunca forzarles y que sean ellos los que marquen el ritmo de la carrera. Antes de nada, debemos asegurarnos de que nuestro perro está capacitado física y psicológicamente para realizar ejercicio.

Por ejemplo, a un cachorro no debemos forzarlo demasiado ya que sus huesos y su musculatura aún no están acabadas de formar y podría afectar a su desarrollo físico. También hay que tener en cuenta que algunos perros, por su temperamento, si los hacemos entrar en la vorágine de la competición, podrían llegar a sufrir tal nivel de estrés que acabe afectando a su bienestar.

Hay que tener en cuenta que las superficies para ir a correr deben ser aptas para las almohadillas de los perros, por eso no es recomendable correr sobre cemento, asfalto, zonas con muchas piedras, superficies cortantes, etc., siendo las más adecuadas arena, tierra, barro, hierba o nieve. Para proteger las almohadillas de tu mascota, puedes aplicar ciertos productos que las fortalecen.
 

El entorno natural, un beneficio añadido a la práctica del canicross

Una de las principales características del canicross es que se practica al aire libre. Aunque podemos practicarlo en la ciudad o en la orilla del mar, las competiciones suelen llevarse a cabo en la montaña, en parajes lejos del mundanal ruido de la ciudad. Un placer, el contacto con la naturaleza, que le tenemos que añadir a los beneficios asociados a la práctica de este deporte con perros.

Hacer deporte siempre tiene ventajas y en el caso del canicross reporta beneficios tanto para nosotros, como para nuestras mascotas. A los beneficios rápidamente visibles de la practica deportiva, hay que sumarle que estaremos mejorando la educación y sociabilización de nuestro perro.

Y es, además, una buenísima forma de incluir a nuestras mascotas en nuestras aficiones, pudiendo así pasar más tiempo con ellas, sin tener que renunciar a lo que nos gusta.

Los entrenamientos de canicross, especialmente si nos queremos preparar para alguna carrera, se deben hacer por separado, por un lado nosotros y por otro el perro. El nuestro, el de los corredores, es como el entrenamiento de cualquier atleta: sesiones diarias de carrera y una buena rutina de alimentación.

En el caso de los perros, la dieta también es muy importante y deberá ser de la mayor calidad posible, rica en proteínas y grasas y baja en carbohidratos. Además, en el caso de perros deportistas, se recomienda una alimentación a base de pescado por los efectos antiinflamatorios que tiene el Omega 3 y porque el cartílago del pescado ayuda a mejorar las articulaciones rígidas o desgastadas que presentan algunos perros.

¡Atrévete a probar el canicross! Es una forma ideal de conseguir mantenernos en forma, no tener que entrenar solos y afianzar la relación que tenemos con nuestros perros.

Etiquetado

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para publicar un comentario