¿Por qué mi perro muerde cosas?

¿Por qué mi perro muerde cosas cuando está solo?

Es muy habitual, y más cuando empezamos a educar a nuestros peludos, que nos encontremos con comportamientos no deseados. Hay una pregunta muy frecuente que es ¿Por qué mi perro muerde cosas cuando se queda solo? La exploración oral es, en muchos casos, normal. Sin embargo, también puede significar un problema conductual que hay que modificar.

¿Por qué mi perro muerde cosas?

Normalmente, nuestros peludos investigan con la boca, además de la nariz. Lamen, chupan, o muerden todo tipo de cosas para descubrir cómo les afecta o qué es. Sin embargo, es importante que los eduquemos para ver cuándo está bien o está mal.

Para identificar si la investigación oral es síntoma de un problema de conducta, debemos tener en cuenta al contexto. Es importante saber que edad tiene, qué tipo de perro es (de trabajo, pastor, guardián, etc.) y muchas otras variables.

En este caso nos centraremos en por qué tu perro muerde cosas cuando se queda solo. Para ello, no solo tendremos en cuenta esta variable, sino también la edad. Es muy común que esto se presente en casos de perritos jóvenes o cachorros, por lo que puede ir relacionado con su proceso de aprendizaje y la energía que tiene el peludo. Así pues podemos determinar que muerde cosas porqué se aburre y necesita distraerse.

El enriquecimiento ambiental

Para paliar esta situación, además de requerir un entrenamiento y un proceso de educación, es importante generar un enriquecimiento ambiental para que nuestro peludo no se aburra cuando está solo. En muchas ocasiones nuestros peludos muerden cosas porqué quieren jugar y no tienen juguetes o cosas con las que distraerse.

Necesitan tener diferentes posibilidades de distracción, por lo que es importante proporcionarle estímulos en forma de comida o juguetes con los que dirigir su energía. Previamente es importante educar a nuestra mascota que debe morder esos objetos en vez de las manos de su propietario o objetos que no queremos que muerdan. Esto podemos hacerlo con el refuerzo positivo (los juguetes para perros Rub rellenables son una buena opción para ello por el estímulo de acción recompensa).

El área segura

Es necesario crear un área segura en la que nuestro cachorro pueda sentirse cómodo, jugar y distraerse sin ningún tipo de peligro. De esta forma evitamos que muerdan o destrocen que no queremos, además de cuidar su salud al morder objetos peligrosos.

También existen parques que delimitan zonas de la casa para que los perros no puedan acceder a zonas más peligrosas de la casa. Esto requiere un entrenamiento progresivo para que el área segura sea reconocida como positiva para el perro y no un castigo.

La ansiedad por separación.

Sin embargo, en otros momentos el hecho de morder cosas o romper objetos no es un signo de aburrimiento, sino un problema de conducta. Es importante identificar los dos más comunes.

La más conocida es la ansiedad por separación. En este caso, el perro muerde objetos, ladra o micciona para paliar su ansiedad, su malestar, su miedo a quedarse solo. Nunca hay que reñir al perro nada más llegar, ya que no lo va a relacionar con la conducta que ha tenido, pero en este caso es mucho más importante que no lo hagamos.

Si tu adiestrador detecta ansiedad por separación, el peludo y la familia debe empezar un tratamiento educativo (y en casos extremos también un tratamiento clínico) para mejorar la situación.

Frustración y mala educación

El segundo de los casos viene dado por una mala educación. Nuestro perro muerde cosas porqué se siente frustrado porqué sus dueños se han ido sin él, no por miedo a quedarse solo. En este caso suelen ser peludos con pocos límites en su educación, que no toleran la frustración y que requieren de una reeducación cuando están acompañados de sus familiares.

En este caso, un profesional puede ayudar mucho a la hora de solucionar el problema. Suele tener mejor pronóstico que la ansiedad por separación. Sin embargo, cómo en todos los problemas de conducta, es imprescindible la implicación de la familia para conseguir los resultados que perseguimos, y suele ser la parte más costosa del proceso por su dedicación diaria.

Este post te puede interesar: Cómo adiestrar a un perro. Las claves del adiestramiento canino.

Joan Carles Prats

Escola d’educació i comportament caní

www.joancarlesprats.com

Tel: 629113662

Escola Canina Joan Carles Prats

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para publicar un comentario